Nuestra fe en los sondeos de opinión coincide con otras formas de politeísmo.

Cada tema con su loco.

He comido en alguna ocasión con Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, y me parece un hombre fino, inteligente. De ahí que me precipitase a leer su comentario sobre el Borges de Adolfo Bioy Casares, publicado en Financial Times.

En Gibraltar hay quien trata a Zapatero de “amigo invertebrado”.