De vuelta del Prat, donde dejamos a JF, rumbo su primer trabajo veraniego, mañana, tomamos café y jugo de naranja en un viejo café finústico del Carrer de Casp, casi esquina paseo de Gracia, donde la proximidad de las mesas nos obliga a escuchar las modernidades que cuentan nuestras vecinas.

Sonámbulos en un mundo feliz, respiramos felices el aire podrido por la lengua tóxica de la pureza de sangre (ideológica) y la más selecta filantropía étnica, depurando las más genuinas semillas populares.

El recurso al Ejército para combatir las amenazas de inmigrantes ilegales y negros insurrectos tiene un antecedente progresista en España.

Vivo, todavía, al tercer asalto de rebajas veraniegas, en cuatro días, hago acopio de proyectos y promesas. “Como cada noche, cuando caen las sombras…”

El pan y el vino, compartidos en comunión en la mesa de un hogar, fueron uno de los fundamentos de la familia.

Entre todos los hombres invisibles de la historia de las literaturas, el que hoy tengo más próximo quizá sea el de Ralph Ellison: me basta con salir a la playa para verlo, errante, sin atreverme a mirarlo a los ojos.

Leíamos poco; y llegaron Internet, los blogs, etc. Algunos científicos temen que la “lectura”, a través Internet, blogs, etc., pueda privar al cerebro humano de habilidades y capacidades propias de los antiguos hábitos de la lectura, indisociables del silencio, la soledad, la imaginación, etc.

La pasión no siempre está libre de ignorancia. El último cateto que se paga un billete low cost va y escribe sobre todo lo que desconoce sobre la falsa Shakespeare and Co., (inmortalizada, la genuina, por Azorín y por Pla, mucho antes que por Hemingway: detalle penosamente olvidado) [Librerías españolas en París] y el Puente […]

Desde que llegamos a Caldetes, el jueves ya muy tarde, no hemos encontrado a nadie que no hable de la misma crisis de fondo, sobre la que Le Monde vuelve con la dolorosa monotonía del dolor, tratado con cínico curanderismo publicitario.

NicoleKidman, by AL.