La gangrena del Estado, las comunidades autónomas y los municipios

Estado y gobierno(s) nos hacen más pobres y menos libres, 2.

[ .. ]

Con años y años de retrato, el pozo sin fondo de la crisis comienza a forzar un debate público sobre los ingresos y los gastos del Estado y el resto de las administraciones públicas (municipios, comunidades autónomas, etcétera), cuya mala gestión del dinero de los contribuyentes comienza de la manera más simple: gastar mucho y mal, pagando las facturas con un retraso que tiene un costo social grave:

1. El Estado puede tardar meses y meses en devolver el IVA a muchos pequeños empresarios, que deben colgarse del dinero que les anticipan sus bancos (con interés) para pagar a sus empleados y proveedores. Cuando los retrasos e impagados crecen, la pequeña empresa cierra.

2. El Estado, las comunidades autónomas y los ayuntamientos pagan a seis meses, un año, incluso dos o tres años vista las facturas de unos gastos que no siempre son indispensables. Para soportar esos meses y meses de facturas impagadas, las pequeñas empresas deben colgarse del crédito bancario, recortando sus márgenes, comenzando un proceso de asfixia.

3. Estado, comunidades autónomas y ayuntamientos tienen muchas otras formas de gastarse el dinero público de mala manera: construyendo trenes y aeropuertos que no funcionan, prometiendo obras que no se realizan, gastando sin control, pagando tarde mal o nunca. Etcétera…

-Los delirios de grandeza pagados con dinero ajeno son indisociables de nuestra historia castiza.

-Castilla – La Mancha, Grecia de España.

-El Estado corrompe a las autonomías con su propia droga.

-La Deuda se come el trabajo y los impuestos de los españoles.

Gangrena.

(Del lat. gangraena, y este del gr. γάγγραινα).
1. f. Muerte de los tejidos por falta de riego sanguíneo, generalmente a causa de una herida seguida de infección y putrefacción.
2. f. Enfermedad de los árboles que corroe los tejidos.

[ .. ]

11g29 ABC Evolución déficit Estado
Ministerio de Economía y Hacienda / ABC, 29 julio 2011.

Comentarios

  1. dice

    Y me pregunto yo desde hace… bueno… la tira de tiempo: ¿no es esto un Estado/Mafia? ¿No es esto infinitamente peor que aquella dictadura que duró 40 años? Infinitamente peor por una cuestión meramente lógica: al menos con Franco las cosas no se disimulaban y, compruebo, tampoco nos salían tan caras. Y hablando de caras, ¿qué les ha parecido la del Bono criticando el despilfarro institucional? Hay días en que una no debería despegarse del colchón.

  2. Mertxe dice

    Juan Pedro, la irrespetusidad es lo última que se me puede achacar. He llamado a las cosas por su nombre. La evidencia está en la calle desde hace muchos años. Es más que una percepción. Es la realidad. Es el poder que corrompe. Son ellos. Los de siempre nos digan lo que nos digan. Por cierto, la libertad es algo maravilloso, como ya sabemos todos, pero seguimos buscándola. En la política que nos esquilma. En la justicia que ya sabemos todos por dónde va. Más allá del engaño y la mentira diaria que mamamos de, qué más da que sean los de ahora o los que estuvieron antes. La democracia tenemos aún que lograrla. No sé cómo pero hay que seguir reclamándola para que no sea en vano todo el esfuerzo y todos los sobresaltos que nos llevamos los que, desdela calle, desde el trabajo, desde la universidad casi nos quedamos sin piel. Tú sabes de qué hablo. De ahí mi indignación. Porque indigandos estamos todos. Todos. Y, al menos, que ese simulacro de libertad que hemos conseguido nos permita, insisto, llamar a las cosas por su nombre. Estado/mafia. Éste y los anteriores. Hasta que aprendamos a vigilar al ‘príncipe’ que vigila (eso dice), que no nos vuelvan a coser la boca. Alivia tanto hablar… 8lamento la extensión, discúlpame.)

  3. dice

    Mertxe,

    Bueno… las razones de fondo me parecen razonables y compartidas por mucha gente. Por el contrario, no comparto el tono apocalíptico, que, a mi modo de ver, resta “visibilidad” a la cosa. Pero bueno, en la diversidad está el gusto, oye,

    Q.-

  4. dice

    Con esto termino, te lo prometo: Efectivamente en la diversidad está el gusto, y el tono lo da el contacto con la realidad. La constatación de que, en estos momento, ahora, aquí y en lo que nos rodea (y señalo a los USA) la cosa es gravísima. ¿Que saldremos? Sin duda alguna. No creo que vayamos a desaparecer cual dinosaurios. Pero la cuestión que me duele y me hace ‘gritar’ es a qué precio y por qué lo estamos consintiendo.

    Egunon, mi admirado bloguero.

  5. dice

    Soy las “grandes superficies del ánimo”, te lo aseguro. Pero lo que hay es lo que hay, hijo mío… (Ostras… prometí no seguir… no tengo palabra…)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *