Francia y Sarkozy en primera línea de crisis, 2

Francia lleva años chutándose con Deuda pública.

[ .. ]

10f30 Le Point Deuda pública Francia
LePoint,27mayo2010. Evolución de la Deuda francesa, desde 1980.

SARKOZY NO HA CUMPLIDO SU PROMESA DE RUPTURA

Nicolas Sarkozy ha interrumpido sus vacaciones y reunido un gabinete de crisis para abordar con urgencia el riesgo bien real de degradación de la calificación nacional de Francia, víctima de su “drogadicción” a la deuda pública, desde hace cuarenta años, instalando ese problema nacional en primera línea de las crisis de la deuda y el euro.

La reunión del gabinete de crisis intentaba “frenar” una degradación inquietante de todos los frentes de la crisis nacional. La Bolsa de París cayó este miércoles un 5.45%, con una caída brutal de los bancos franceses, primeras víctimas de los rumores de la posible degradación de la calificación francesa. Desde hace días, la Bolsa de París vive la crisis al ritmo de caídas y sobresaltos crecientes, que han culminado provisionalmente con la reunión del gabinete de crisis, anunciando recortes y reformas en los próximos veinte días.

François Baron, ministerio francés de Economía, se vio forzado a salir al paso de los rumores de las intenciones de Moody’s, Fitch y Standard & Poors, “serenando” temporalmente una incertidumbre que tiene muchos otros flecos “coyunturales” con raíces estructurales bien profundas y conocidas.

La contracción de la producción industrial francesa (-1.6% en el último trimestre) y la gran incertidumbre electoral de fondo, tras una campaña larga, dura e imprevisible, han recordado a inversores y analistas la inquietante realidad del gravoso endeudamiento nacional. Siete meses de campaña electoral, presidencial, son poco propicios para el lanzamiento de grandes reformas aplazadas. La multiplicación de candidaturas de izquierda y derecha, la mala cota personal de Sarkozy, la incertidumbre sobre la posible candidatura socialista, solo acentúan la incertidumbre de fondo.

NUEVA CAMPAÑA

Sarkozy ha comenzado su nueva campaña presidencial presentándose como “paladín” del “rigor” y la defensa del euro. Sus principales rivales socialistas (François Hollande, Martine Aubry y Ségolène Royal) denuncian el “oportunismo”, pero tampoco proponen alternativas creíbles de reducción de la deuda francesa.

La Cour des comptes (Tribunal de cuentas) anunció en su último informe (2011) que la deuda francesa podría alcanzar el 90% del PIB el 2012, para superar el 100% del PIB en los próximos cuatro años. Era el último “aviso” de un largo rosario de “advertencias” nacionales e internacionales. La deuda francesa ha crecido inexorablemente durante las presidencias de Mitterrand (1981–1995), Chirac (1995–2007) y Sarkozy (presidente desde el 2007).

Se trata de una realidad brutal, bien conocida de los economistas, que Sarkozy había prometido combatir “rompiendo” con el inmovilismo de izquierdas (Mitterrand) y derechas (Chirac). Sarkozy ha reformado el sistema nacional de pensiones, pero no ha recortado la deuda, que ha seguido creciendo.

Consciente que ese problema puede precipitar la degradación de la calificación de las grandes agencias de riesgo, Sarkozy ha vuelto a prometer una reducción “drástica” de los déficits, con un anuncio relativamente espectacular, que ha contenido la crisis, provisionalmente: reformar la Constitución, para obligar a cualquier gobierno de controlar el gasto, siguiendo el modelo alemán.

PROYECTO “TRANQUILIZANTE”

Fijar el techo de la deuda y los déficits públicos del Estado, en la Constitución, puede ser un proyecto “tranquilizante” a medio plazo. Pero el proyecto es políticamente complejo y su puesta en práctica será larga y compleja, cuando la crisis de la zona euro requiere medidas de cierta urgencia.
De ahí que la agravación de los distintos frentes internacionales de la crisis haya obligado a Sarkozy a interrumpir sus vacaciones y reunir su gabinete de crisis, para estudiar y decidir, con relativa rapidez, nuevos recortes en los presupuestos nacionales del 2012. Segunda pista de nuevas reformas: supresión de “nichos fiscales”.

Tras el gabinete de crisis, presidido por Sarkozy, François Baroin, ministro de Economías, ha transmitido al todo el gobierno una circular de urgencia: todos los ministerios son “invitados” a proponer recortes en sus respectivos presupuestos, que serán estudiadas en un consejo ministerial excepcional (el próximo día 17), para ser aprobadas a finales de este mismo mes de agosto. [ .. ] [ABC, 11 agosto 2011. JPQ, Sarkozy interrumpe sus vacaciones para acelerar un tijeretazo contra el déficit].

Comentarios

  1. dice

    Por una vez, voy a hacer una reflexion contundente y decir que lo de la enmienda que requiere un presupuesto sin deficits me parece marear la perdiz. La gente deberia venir a California, tu querido estado, y ver de lo que sirve una enmienda asi… es como decir que la forma de combatir la obesidad es prohibir McDonald’s. Es atacar la rama del arbol, no la raiz. Pero oiga, lo que entretiene al personal…

  2. dice

    Jordi,

    Ah nooooo… Se trata de una Gran reforma constitucional,consumada entre el 2006 y el 2009, tras varios años de complicadísimas negociaciones a muchas bandas (grandes partidos, Berlin, länder, UE, etcétera). Esa reforma alemana es la que marca la línea a cualquier gobierno alemán, y, como consecuencia, es el “patrón” incumplido en toda Europa,

    Q.-

    -La reforma de la Constitución financiera en Alemania.
    -La reforma constitucional del federalismo alemán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *