« La Tercena, mi Casa UsherÉric Rohmer, Eisenstein, Renoir, Wajda y la historia cinematográfica del Terror revolucionario »

Maurice Blanchot, In Memoriam

15 Sep 2007, by Quiñonero, Categories: Literatura

[24/02/03 18:12:07] Ha muerto a los 95 años Maurice Blanchot, el más enigmático de los escritores franceses del último medio siglo, uno de los críticos más penetrantes de su tiempo, cuya obra ha ejercido una influencia muy soterrada y profunda, que comenzó militando en la extrema derecha para desembocar en la extrema izquierda, sin abandonar nunca la más alta exigencia espiritual, instalada en el corazón de un proyecto literario aristocrático.

Follow up:

Maurice Blanchot escribió una docena de novelas y relatos, y otros tantos libros de ensayos literarios. Su biografía se confunde prácticamente con su bibliografía. Apenas se conocen tres o cuatro fotos de toda su vida. Había desaparecido voluntariamente de la vida pública hacia el final de los años sesenta del siglo pasado, tras veinte o treinta años de agitación política y ciudadana.

Nacido en la Borgoña, en Quain (Saone-et-Loire), en el seno de una familia católica, estudió en Estrasburgo, donde fue amigo íntimo del filósofo Emmanuel Levinas. Al final de los años veinte, y hasta la segunda guerra mundial, trabajó como periodista y cronista en publicaciones de extrema derecha muy militantes, defendiendo posiciones muy semejantes a las de Jünger y los agitadores de la «revolución conservadora» alemana.

Todavía escribiendo en publicaciones muy conservadoras, su amistad con Georges Bataille, Dionis Mascolo, Marguerite Duras y Robert Antelme lo aproximó a la resistencia antinazi, la izquierda comunista y ultraradical. Su nueva militancia duró hasta la mitad de los años sesenta. Pero su obra comenzaba a convertirse en un mito del último medio siglo.

Novelas como Tomás el oscuro y Aminadab le dieron una estatura vertiginosa. Sus grandes ensayos sobre Mallarmé, Hölderlin, Kafka, Sade, Lautremont, Nietzsche, Rilke, Artaud, Char, entre otros, terminaron por construir una de las más hondas reflexiones de su tiempo sobre la escritura y la palabra poética. El libro que vendrá, De Kafka a Kafka, o El espacio literario, son libros sencillamente muy mayores, que han ejercido una influencia muy mayor en varias generaciones de lectores.

Su concepción aristocrática y elitista de la escritura y el gran arte desembocaron en el silencio y un alejamiento absoluto y definitivo de la sociedad literaria parisina. Tras haber frecuentado la legendaria tertulia de la calle Saint-Benoit, donde se reunían los maridos y amigos de Marguerite Duras (denunciados por un amigo español a la dirección del PCF por actividades corruptoras), Blanchot terminó por alejarse de París, para guardar un silencio apenas roto publicando brevísimos cortos enigmáticos, el último de los cuales data de 1994 y evoca el fusilamiento fallido del autor, durante la ocupación nazi.

Maurice Blanchot fue un gigante excepcional. Su obra reposa en un respeto sacro por la palabra poética. Él había elegido el silencio, la soledad, el recogimiento, a la escucha íntima del misterio de ser, en soledad. Murió el jueves pasado, solo. Y fue enterrado ayer, en las afueras de París, rodeado de un reducidísimo círculo de familiares y amigos íntimos.

Search

September 2019
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
 << <   > >>
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            

XML Feeds

Who's Online?

  • Guest Users: 17

powered by b2evolution free blog software