« André Glucksmann y los orígenes del Terror contemporáneoLuis Rosales, Atenas, los siglos áureos, la Recherche y nosotros »

Gershom Scholem: un genio para el siglo XXI

23 Sep 2007, by Quiñonero, Categories: Literatura, Pensamiento, Crítica literaria

null

Gersohm y Escha Scholem, Jerusalen, 1926

[23/07/02 11:42:52] La obra inmensa de Gershom Scholem (Berlín, 1897-Jerusalén, 1982) continúa creciendo de manera vertiginosa, y son muchos, en Nueva York, en Berlín, en Londres, en París, sin olvidar la Jerusalén de su tierra prometida, los que comienzan a insistir en que su legado es uno de los grandes monumentos indispensables para intentar avanzar en el pedregoso desafío de la «repoblación espiritual del mundo», que personajes tan diversos como André Malraux, Ernst Jünger, Martin Heidegger, George Steiner, Harold Bloom, o nuestra María Zambrano, entre muchos otros, consideran como la más urgente de las tareas humanas, culturales y filosóficas del siglo XXI.

Follow up:

MÍSTICA REVOLUCIONARIA

De hecho, los libros sobre Scholem no dejan de multiplicarse, en inglés, alemán y francés (1), desde que David Biale y Harold Bloom, publicasen dos referencias obligadas, Gershom Scholmen: Kabbalah and Counter-History (1979) y Gershom Scholem (1987), iniciando una inteminable serie de homenajes internacionales, que no han dejado de crecer, intentando explorar los profusos laberintos de una obra enciclopédica que funda varias disciplinas científicas y modifica, en bastante medida, el rumbo establecido de algunas corrientes de otras disciplinas clásicas.

Aunque fué el mismo Scholem quien nos dejó la mejor introducción biográfica a su obra, su vida y sus ramificaciones históricas, personales y culturales, contando los orígenes de su familia y su iniciación a la vida en un memorable libro de recuerdos, Von Berlin nach Jerusalen. Jugenderinnerungen (1977). El joven Scholem creció en el seno de una familia judia acomodada y liberal, que aspiraba a integrarse definitivamente en el Berlín de principios de siglo. Su padre era propietario de una imprenta de cierta importancia y deseó dar una educación universitaria muy liberal a su hijo.

Scholem chocó muy pronto con los deseos «integracionistas» de su padre, en su muy temprana búsqueda de unas raices culturales judías. Ese choque cultural lo condujo de Berlín a Jena, Berna y Munich, dividido entre sus cursos universitarios y una oscura vocación por el estudio de la lengua hebrea, primer paso, capital, para unos trabajos de investigación que culminarían, muy pronto, en 1923, en su edición crítica del libro Bahir, una de los textos fundacionales de la mística judía.

JOYAS HISTORIA DEL PENSAMIENTO

El joven Scholem tomó una parte muy activa en los grandes debates filosóficos y políticos que dividían al pueblo judío, en la diáspora. Esos debates también fueron fatales para su familia. Scholem se peleó con su padre. Su hermano Werner fué diputado comunista en el Reichtag y murió gaseado en Auschwiz. Scholem emigró a Jerusalen con su incipiente biblioteca. Allí comenzó siendo bibliotecario, antes de convertirse en profesor de la Universidad Hebraica, donde terminó enseñando historia de la mística judia, para terminar convirtiéndose en una personalidad de renombre mundial, tras la publicación, en Nueva York, de uno de sus libros capitales, Major trends in jewish mysticism (1941).

El joven Scholem se había gastado una fortuna comprando incunables, viejas ediciones renacentistas y manuscritos jamás editados. Parte de esa fabulosa biblioteca fué donada, más tarde, a la universidad de Jerusalen. Y de aquellos primeros años data su gran amistad con el igualmente joven Walter Benjamin, que había comprado una legendaria obra de Paul Klee, su Angelus Novus, llamada a convertirse en parábola de la historia. La correspondencia Scholem-Benjamin (Briefwechsel, 1933-40, 1980) nos descubriría hasta que punto ese diálogo ocupa un puesto mayor en la evolución de sus ideas, desde el milenarismo anarquista hasta la reconstrucción científica de las raíces históricas del milenarismo y la mística judia.

El Scholem de la madurez comienza, sin duda, con las Major trends..., seguidas de varios monumentos indispensables de erudición y sabiduria. Las ediciones hebreas, inglesas y alemanas de Jewish Gnosticism (1960), The Messianic Idea in Judaism (1971), Sabbatau Zevi, the Mystical Messiah (1973) y Kabbalah (1974), fueron saludadas, en su día, como grandes acontecimientos. Entre 1963 y 1997, la editorial Suhrkamp, editó y reeditó la legendaria serie Judaica (1 a 6), donde se recoge una parte sustancial de los varios centenares de artículos especializados publicados por Scholem durante los últimos cuarenta años de su vida académica. Se trata de un material excepcionalmente rico, porque muchos de esos ensayos, cortísimos, en bastantes ocasiones, son diminutas joyas, grandes obras maestras, roturando terrenos muy mayores para la historia del pensamiento.

CASTILLA Y LA MATERIA ESPIRITUAL

De entrada, como olvidarlo, Scholem fué el patriarca y más emiente de los grandes historiadores contemporáneos de la mística judía. En verdad, sus estudios sobre los orígenes de la Cábala, entre la Provenza y la Castilla medievales, son perfectamente capitales: fué Scholem quien rescató el Zohar y la enigmática figura de Moisés de León para la historia de las lenguas, las religiones, las ideas, la mística y la poesía. Sin embargo, esa tarea, la primera, parece ocultar, por momentos, otras facetas esenciales de la obra y el legado de Scholem.

Durante mucho tiempo, los judíos consideraron el Zohar como un libro religioso de una importancia tan esencial, para ellos, como el Antiguo Testamento. Scholem nos recuerda que buena parte de ese libro fué escrito en una Castilla contemporánea del Libro del Buen Amor y las andanzas del Arcipreste de Hita. Ahí es nada. Toda la obra de Scholem es un titánico esfuerzo de reconstrucción de los caminos que siguió la «materia espiritual» desde la Alejandría contemporánea del Evangelio de Juan hasta las playas del Mediterráneo occidental. Y sigo voluntariamente la terminología de Asín Palacios, en su tesis doctoral, jamás reeditada, estudiando los orígenes de la filosofía española, en la Almería de los siglos X y XI.

EL LOGOS CONTRA LOS OBJETOS DESALMADOS

Esa parte, enciclopédica, de la obra de Scholem cubre inmensos territorios inexplorados. Pero hay otros muchos terrenos de obligado estudio, relacionando esas raices espirituales, de carácter neoplatónico, en su mayoría, con los grandes dramas históricos del hombre contemporáneo. Fué George Steiner el primero en subrayar que los comentarios de Benjamin y Scholem, en sus correspondencia, intentando elucidar la obra de Kafka, poseen la envergadura indescrifrada de la teología negativa del autor de La metamorfosis.

En esas estamos. La sabiduría enciclopédica de Scholem también es una búsqueda, desesperada, agonal, de unas raices espirituales, que él parece encontrar, por momentos, en las huellas de la mística judía. Pero, desde su perspectiva, nuestro Cántico espiritual y la obra de Kafka, pongo por caso, pertenecen a un mismo mundo de profecías mesiánicas. El Verbo es indisociable de nuestro incierto puesto en la Historia. Ese proyecto de redención y reconstrucción del antiguo Logos alejandrino tiene muchas otra facetas y fisonomías, universitarias, librescas, filosóficas, filológicas, pero todas culminan en el mismo temblor original: la búsqueda angustiada de una materia, una tierra y una condición espiritual que nos salve del infierno de las cosas y los objetos desalmados que nos amenazan de manera tan inquietante, con solo enchufar un enchufar un aparato de tv.

[ .. ]

(1): A título meramente informativo, citaré cuatro obras recientes:

--Gershom Scholem. Un juif allemand à Jérusalem, Puf, París, 2001, de Maurice-Ruben Hayoun, una excelente biografía intelectual, desde la óptica de un especialista en historia del pensamiento judío.

--Gershom Scholem. Literatur und Rhetorik, Böhlau, Weimar, 2001, editada por Stéphane Mosès y Sgrid Weilgel, una introducción ejemplar a todos los grandes temas «sholemianos».

--A life in letters, 1914-1982, Harvard, 2002, traducida y editada por Anthony David Skinner, una selección de la monumental correspondencial de Scholem, con personajes de la envergadura de Walter Benjamin y Hanna Arendt, publicada en Munich por C.H. Beck.

--Tagebücher. Nebst Aufsätzen und Entwürfen, bis 1923, de G.S., Jüdischer Verlag, Frankfurt, editado por Karfried Grunder, un monumento de erudición, prentando los diarios íntimos del maestro.

Search

September 2019
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
 << <   > >>
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            

XML Feeds

Who's Online?

  • Guest Users: 14

powered by b2evolution free blog software