« El Prado y las fuentes bautismales de la modernidadDeclive de Europa en la nueva geografía política y económica mundial »

Orígenes de la abstracción

14 Oct 2007, by Quiñonero, Categories: Arte

null

[4/5 Noviembre 2003] Exposición excepcional: Los orígenes de la abstracción (1800-1914) (Museo d’Orsay) replantea en sus orígenes últimos una de las revoluciones pictóricas más hondas del siglo XX, invitándonos a repensar la desaparición radical de las figuras a la luz de algunos grandes maestros del siglo XIX, Turner, Friedrich, Monet, Redon, Whistler, entre tantos otros, preparando el gigantesco aldabonazo que precipitará a Kandisky, Klee o Picasso, etc., en los abismos de la abstracción absoluta.

Follow up:

A través de 150 obras maestras, llegadas de los grandes museos de Europa, América y el Japón, Serge Lemoine y Pascal Rousseau esbozan un recorrido ejemplar, muy pedagógico, de los orígenes de la abstracción, poniendo fin al gran arte nacido con el Renacimiento, echando los cimientos de una revisión radical de todos los órdenes artísticos.

Primera revelación de este viaje a los orígenes últimos de la abstracción: no hay una si no muy diversas abstracciones. Y no todas tienen las mismas raíces ni la misma ambición. Hay una abstracción, “pre impresionista”, que se funda en la teoría de los colores de Goethe y viene ilustrada de manera ejemplar por Turner y Caspar David Friedrich. Hay una abstracción óptica, que viene de Goya y Velázquez y desemboca, a través del Museo del Prado, en Manet y Monet. Hay una abstracción nihilista, consecuencia del hundimiento de todos los antiguos valores, llamada a prefigurar el expresionismo abstracto neoyorquino...

Hay muchas otras abstracciones: mística, ocultista, musical, “científica”, analítica, ornamental, modernista, constructivista, etc. El gran mérito de esta fabulosa exposición es replantear el problema original, para echar los cimientos de una revisión global de una aventura histórica que modificó de manera radical el arte de la pintura, con hondísimas ramificaciones para el resto de las disciplinas artísticas.

Hay infinidad de estudios especializados sobre cada uno de esos caminos. Pero son relativamente raras las grandes exposiciones consagradas a revisar tan gigantesca disolución de los órdenes estéticos heredados del Renacimiento. Durante mucho tiempo, la abstracción, la desaparición de la figura en el arte, fue interpretada como una de tantas vanguardias, repertoriadas tempranamente por Ramón Gómez de la Serna.

Pero hay muchos otros caminos. La abstracción de Klee, Kandiski o Delaunay busca en los colores profundas raíces espirituales, cuya simiente se pierde en la mística religiosa y en Goethe. La abstracción de algunos futuristas italianos, algunos revolucionarios rusos, o algunos abstractos neoyorquinos aspira a una revuelta de carácter moral, cuando no es la consecuencia del fin de los antiguos valores espirituales. Sabíamos que la abstracción nos hablaba de los misterios de nuestra condición. Comenzamos a descubrir las insondables semillas de un proceso histórico que no sabemos si ha concluido o pudiera estar explorando territorios desconocidos.

Search

February 2020
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
 << <   > >>
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29  

XML Feeds

Who's Online?

  • Guest Users: 16

powered by b2evolution free blog software