Una joven gendarme

febrero 18, 2010 | 27 Comentarios

No me atrevo a preguntarle por su profesión. ¡Hasta se sonroja cuando le pido que me mire…!

[ .. ]

Gracias mil… Señora gendarme.

[ .. ]

Ruedel’Université, 16 febrero 2010. Foto JPQ.


Comentarios

27 Respuestas a “Una joven gendarme”

  1. Enrique dice:

    Es que ellas, Juanpedro, se sonrojan cuando les pides que te miren….eres el Bogart d ela prensa española en Paris, jejeje

  2. Alfon dice:

    A mi un dia me dió por hacer algo parecido, sonreí, le pedí una foto…. y casi me manda ha hacer puñetas.

  3. maty dice:

    Cuando uno trata con las fuerzas del orden y otros poderes fácticos conviene tener una apariencia respetable, como es en el caso de Quiño. Y tener su encanto.

  4. Alfon dice:

    Será eso Maty….

    Uff, que mal me quedó ese “ha hacer”.

  5. Enrique, Alfon, Maty…

    Enrique,

    Ayayay… ya me contentaría yo con llegar a ser yo mismo: ¡es tan dificil…!

    Alfon,

    Hombre… vuelve a intentarlo: seguro que te sale fetén.

    Maty,

    Lo esencial quizá sea, si, la apariencia respetable.

    Q.-

  6. Enrique dice:

    Seguro que Mati es un tío?

  7. maty dice:

    No, soy un monstruo… de las galletas (aunque corre el rumor de que también me como niños catalanes crudos).

  8. Alfon dice:

    Quiño, no sería mala idea que hicieras un retrato improvisado de Maty.

  9. MMarie dice:

    Qué pasion masculina por la Gendarmerie francesa, Mr Q.

  10. Carmen dice:

    Enrique,
    y yo que a veces sospecho que eres una mujer. En serio y con el debido respeto te lo digo. También confieso que pierdo facultades.
    Aconsejo a los caballeros la policía montada de Canadá, que tiene más morbo. A ver, Mme Marie, qué tal les iba con los caballos, que también muerden.
    Carmen

  11. Alicia dice:

    A todos:
    La mirada de la chica es muy expresiva…creo que sí se ha sonrojado..también debe hacer frío…creo que Juan Pedro debería hacer retratos improvisados de todos nosotros, no creéis?..Así nos ponemos cara todos y no hay lugar a equívocos..como el qué queda en este post de manifiesto..
    Bueno, me despido por unos días porque me voy a mi Oviedo mañana a ver a mis padres, mis hermanos, mis sobrinos, mis amigos…mi mar…Carmen, a lo mejor nos encontramos por la calle o en Rialto..pero como no nos ponemos cara..bueno, no importa…nos encontramos con magia en este confortable espacio virtual de nuestro querido Juan Pedro.
    Besos para todos y hasta el martes.
    Alicia

  12. Carmen dice:

    Tú lo has dicho Alicia, qué mayor confort que este espacio virtual donde uno casi, casi, escoge quien quiere ser, lo cual es mucho más difícil en el espacio real.
    Pásalo muy bien en Oviedo.
    Un abrazo
    Carmen

  13. Enrique, Alfon, Mme Marie, Alicia, Carmen…

    Enrique,

    Hombre…

    Alfon,

    Fotografiar a Maty es algo así como fotografiar al Hombre Invisible, más o menos.

    Mme Marie,

    Mujer… son como chiquillos.

    Alicia,

    Que te lo pases muy bien, oye.

    Carmen,

    Si, si… hay que algo de baile de máscaras: hasta yo mismo soy un poco fantasmal, dentro de un orden, claro,

    Q.-

  14. Carmen dice:

    ¿Sabes, Q.-, que repites mucho la expresión “dentro de un orden”? Un psicoanalista, no sé si lacaniano o no, te diría que sientes poderosamente la atracción del desorden.
    Con perdón.

    PS: Maty es tan invisible como a veces Enrique, mudo, y eso que nunca se muerde la lengua.

  15. Carmen,

    Temo que tu psicoanalista lleve toda la razón del mundo… quizá la cosa sea más grave que una “poderosa atracción”, si,

    Q.-

    PS. Bordes decía… “De adolescente soñaba con ser el Hombre Invisible… ¡y lo era…!“.

  16. Carmen dice:

    Q.-,
    no te preocupes porque nos pasa a muchos.
    Y en cuanto a lo de invisibles, también, desgraciadamente aunque no queramos serlo. Muy pocas personas nos ven.
    Carmen

  17. Carmen,

    No solo somos invisibles: recuerdo a alguien que hablaba de sombras corriendo tras otras sombras…

    Q.-

  18. Carmen dice:

    Ya que no está Alicia, con su permiso, me permito recordar a Rosalía de Castro. Se lo dedico a Jordi que también atisba el fin del mundo. Y es que es viernes, qué le vamos a hacer…

    Una sombra tristísima, indefinible y vaga…

    Una sombra tristísima, indefinible y vaga
    Como lo incierto, siempre ante mis ojos va
    Tras de otra vaga sombra que sin cesar la huye,
    Corriendo sin cesar.
    Ignoro su destino…; mas no sé por qué temo
    Al ver su ansia mortal,
    Que ni han de parar nunca, ni encontrarse jamás.

  19. Carmen,

    Qué cosa tan bella y melancólica, como dice la no menos invisible Mme Marie,

    Q.-

    PS. Rosalía, ¡qué mujer! ¡qué poesía…! ¡cuanto sufría con el no entendimiento de su Galicia en Carpetovetonia…!!!

  20. Enrique dice:

    Carmen, chiquilla, te adoro, cómo me ha gustado ese recuerdo de Alice. Si te gusto mujer, pues mujer, no pasa nada. Pero Mati debería explicarse mucho mejor y dejarse de tontunas de las galletas y los catalanes.

  21. Jordi dice:

    Carmen, de una sombra a otra, gracias de corazon. Aunque bueno, mi sombra no es demasiado elusiva. Anda repartida por los mundos del ciberespacio y se mueve por lugares con mucha luz. Es lo que tiene dedicarse a lo publico. Por suerte tambien, la unica sombra que realmente he perseguido en mi vida se dejo cazar con mucha elegancia.

  22. J. Moreno dice:

    ¡Uy,uy!…. que esto parece un blog poco serio.

    Tan poco serio que no hay manera de llevar a cabo la propuesta de la calçotada en la zona de Tarragona. Bla. bla bla…..

  23. Carmen dice:

    Jordi,
    eres un hombre afortunado. Me alegro mucho.

    Enrique,
    increible, siempre me sorprendes.Me encanta tu “liberalidad”. Como dice un amigo, “soy hermafrodita y lesbiano”. Así la cuestión está zanjada y cada uno que lo interprete como quiera. Pero ¿qué esperas que te explique Maty, si más claro no lo puede decir? Nunca dirá como tú “Si te gusto mujer, pues mujer, no pasa nada”. Eso sí que me dejaría atónita. Aunque creo que a tí te tranquilizaría.
    Carmen

  24. J.Moreno,

    En ocasiones, la seriedad termina cansando, y lo poco serio nos ayuda a ir tirando, digo yo,

    Q.-

Deja un comentario